Recuerdo un día que me puse a indagar cuál sería la mejor crema antiarrugas para comprarme, y toparme en mi búsqueda también con el concepto de cremas antiedad. Al principio estaba un poco confundida. ¿No es lo mismo? Imaginaba que si era antiedad también sería antiarrugas.

Para que ustedes no tengan problema o dudas al elegir entre una u otra, me pareció conveniente exponer las diferencias entre las cremas antiarrugas y las cremas antiedad.

Para empezar, la mejor crema antiarrugas puede ser también la mejor crema antiedad, pero no necesariamente funciona de la misma forma a la inversa.

¿Qué quiero decir? La crema antiarrugas ya de por sí es una crema antiedad. O sea, si lo pensamos un poco, al eliminar las arrugas eliminamos, o disminuimos, los signos de envejecimiento. Por otro lado, las cremas antiedad pueden tener otras propiedades que no tienen que ser precisamente eliminar las arrugas.

 

Propiedades de las Cremas Antiarrugas

Como su nombre lo indica, las cremas antiarrugas apuntan exclusivamente a reducir o eliminar las arrugas de nuestra piel. Podemos además afirmar que este tipo de cremas entraría dentro de una categoría más amplia, que sería las cremas antiedad.

Una de las cosas que hacen las cremas antiarrugas para eliminarlas es nutrir nuestra piel para acelerar los procesos de regeneración celular, algo que será necesario luego de pasar los 40 años (y con suerte, un poco más).

Algunos de los principales ingredientes que combaten las arrugas son el ácido hialurónico, el retinol, el colágeno o la elastina.

Finalmente, dentro de este tipo de cremas podemos optar por aquellas que son para prevenir la aparición de las arrugas o aquellas que son para combatirlas. Dentro del primer grupo tendremos las que nos hidratan la piel y la complementan con los elementos necesarios para disminuir la potencial aparición de arrugas.

Una vez nos aparecieron las arrugas ya tendremos que recurrir a cremas con ingredientes más activos, como el colágeno, que ayuda a rellenar y cubrir las arrugas.

 

Propiedades de las Cremas Antiedad

Las cremas antiedad apuntan a un espectro más amplio que las cremas antiarrugas. Los mejores serums antiedad no sólo combatirán las arrugas, sino también todo tipo de signos de envejecimiento.

Ejemplos de signos de envejecimiento serían, además de las arrugas, las líneas de expresión, la despigmentación, la pérdida de luminosidad y la flacidez.

Este tipo de cremas reparan y brindan a nuestra piel los nutrientes que necesitan y que ya no podemos obtener naturalmente como lo hacíamos antes.

En los casos de aparición de manchas, algo que es más probable que en una piel más joven debido a una menor producción de melatonina, las mejores cremas antiedad también traen ingredientes despigmentantes. Si aún no has tenido problemas de pigmentación en tu piel, ¡recuerda usar alguna crema con protector solar para disminuir su probabilidad de aparición!

Siempre cuando vayas a comprar, debes buscar la adecuada para los problemas que tu tienes. No sirve de nada comprar una que diga que combate todos los signos (y probablemente gastar un montón de dinero de más) o que se especializa en líneas de expresión y despigmentación cuando, por ejemplo, no tenemos ningún problema de manchas.

¡Debemos comprar el producto adecuado para nuestro problema!

 

Entonces, ¿Cuál Debo Usar?

Ante signos de envejecimiento que no involucren arrugas, elegir entre los mejores serums antiedad del mercado será la mejor opción. Sabiendo que no tenemos problemas de arrugas, podremos buscar entre otras opciones interesantes que no involucren ese tratamiento.

Por otro lado, si no tenemos arrugas, usar una crema antiedad ayudará también a prevenir su aparición.

Sin embargo, pasada cierta edad, puede resultar necesario utilizar una combinación de ambas cremas. Combinar la mejor crema antiedad con la mejor crema antiarrugas del mercado te garantizará tener una piel suave, lisa y hermosa, libre de arrugas y signos de envejecimiento.

De esta forma, podrás usar una por la mañana y otra por la noche. Así le brindarás a tu piel los nutrientes que necesita para frenar los signos de envejecimiento y reparar los daños ya existentes. También, ayudará a evitar los daños que pueden ser causados por agentes externos.

Al realizar tu selección, presta atención al tipo de piel que tienes, si es grasa o seca. ¡Esto es muy importante! No todas las cremas son buenas para todas las pieles.

Como siempre, recuerda antes de aplicar la crema hacer una limpieza profunda, y ser constante con su aplicación.